Envío gratuito en envíos superiores a $2,000

Entre Aromas y Tabaco: Sobre la polémica debate entre los puro habanos de Cuba y los puros mexicanos que usan tabaco habano

Entre Aromas y Tabaco:
Sobre la polémica debate entre los puro habanos de Cuba y los puros mexicanos que usan habano
Christian W. Pickup 2016

He decidido republicar y ampliar algo que escribí en un foro sobre las variedades de tabaco cubano, y estos tabacos aquí en México:

En el mundo de los puros, hay mucha opinión.  Espero esclarecer  unos puntos aquí, para eliminar algo de confusión que he notado en el mercado de los puros en México.
12321469_934114976678115_1822621541296424005_n

Para empezar, ¿Qué es un puro?  Un puro es un cigarro hecho 100% de tabaco.  No contiene papel, no contiene los miles de aditivos que las grandes tabacaleras meten a sus cigarros industriales.  Es, simplemente, tabaco.  Anteriormente, un puro refería a los cigarros que contenían tabaco de un solo país.  Hoy en día esta distinción es poco usada,  Puede ser un puro cuando es tabaco México-Cuba, Nicaragua-Honduras, Nicaragua-México, USA-Nicaragua, etc.  Lo que es importante es que el puro sea 100% tabaco.  Para indicar cuando un puro es de un país, y no de otro, se dice: “puro habano”, “puro mexicano”, “puro nicaragüense”, etc.  Hoy en día, con los puros de Cuba, muchos han dejado de decir “puro habano”, a favor de algo más corto: “habano”.  Pero siendo preciso, este no es correcto.  En mercados pluralistas, como México, donde se puede conseguir puros de todo el mundo, hechos con una infinidad de ligas, decir a los puros habanos, “habano” a veces genera confusión entre fumadores que quizás no son tan informados sobre los orígenes de los puros, y los varias variedades de tabaco que hay en los varios países que producen puros.  Y para unos, ésta confusión genera polémica, cuando vean, por ejemplo, que un productor mexicano pone (correctamente) que su puro es de tabaco Habano.  Hay unos elitistas que quieren reservar esta palabra solamente para los puros que salen de Cuba.  Pero no lo pueden hacer, porque es incorrecto e impreciso.  Como dice Ricardo Turrent, creador de unos de los mejores puros en México, incluyendo “La Vega Divina”, “TS1532”; y “Sikar del Señorio”, entre otros, “para mi punto de vista sería muy difícil alguien se confundiera aunque sea novato. . .  Es como la capa Sumatra, aunque hace 150 años salió de San Andrés a Indonesia  ahora se le distingue como Sumatra (Indonesia),  Sumatra México, Sumatra Oscuro (Centro América)…. falto ser más específico. Ahora hay Habano México, Habano Ecuador, Aunque nunca se aclara si en realidad es Habano 99, 98, 2000, Corojo, etc. Próximamente ya va a salir Negro San Andrés Ecuador, ya que se llevaron la semilla mexicana hace 2 años a ecuador… tal vez salga bueno.”  Entonces, con estas palabras de Ricardo Turrent, entramos al tema de las variedades tabaco.

En Cuba, tienen varias variedades de tabaco. Ninguna de estas se llama, simplemente “habano” como la semilla cubana cosechada en México.

Las variedades en Cuba son:
Criollo 98, Corojo 99, Habana 92, Habana 2000, Corojo, Habana Vuelta Arriba, Sancti Spiritus 96
Casi todas estas variedades son híbridos, y en unos casos, cruzando tabaco de Cuba con tabaco de otros regiones y países. Noten, por favor, que NO HAY una variedad llamada “habano” cosechado en Cuba.

Para proteger su “prestigio” Cuba ha reservado varios palabras como Denominación de Origen.  “La Habana”, “El Habano”, y “Habanos” son entre ellos.  Entonces, es un poco mas que un juego semántico.  Sin embargo, es imposible para Cuba negar que los tabacos de variedad habana en México son de semillas que originalmente salieron de Cuba hace años, y que correctamente se llama tabaco habano, o hoja habana.

¿Porque?

Yo tengo entendido que la semilla que conocemos en México como “habano” originalmente llegó a México como Criollo 98 y Habana 2000. Obviamente, con el suelo de San Andrés, la diferencia del sol y el agua, la planta ha cambiado, y es, en efecto, otra variedad de planta, que en México, coloquialmente se llama “habano”. También en el centro-sur de México se cosecha Corojo, varias variedades que se llama criollo, Tlapacoyan, Sumatra, Negro San Andrés, en unos lugares, una antigua variedad de Negro San Andrés, y Negro Jaltepec, entre otros.

Cuba no escribió las leyes del mercado. No existen tales leyes y reglas más alla que sus restricciones de denominación de origen.  Cada región tiene su propio vocabulario y coloquialismos. Si, en un puro mexicano que dice “habano” o “capa habana”, no veo nada mal si, como es en el caso de José De Jesús Villegas Martínez, Tomás Virreyes Croix, Ricardo Turrent, y otros, que el anillo dice que el puro es hecho en México.  Lo malo es cuando ciertos productores hacen A PROPOSITO DE ENGAÑAR, puros que disfracen como puros habanos, como los Cohiba bucaneros, que son hechos en México, de muy mal tabaco que ni siquiera es tabaco de las variedades de extracción cubana. Esto SI es razón de quejarse  y es razón de regañar.   Tristemente, en México, especialmente en las áreas turísticas, estos falsos puros habanos son muy comunes, y solo sirven para engañar al que los compra.

Pero productores honestos como Ricardo, José, Juan, y Tomás, entre muchos otros, que están produciendo muy buena calidad de puros en México con tabaco de México, honradamente y honestamente promoviendo en el mercado nacional producto nacional, pues, ellos no deben recibir regaños ni quejas, sino reconocimiento por parte de sus paisanos, por lo bien que ellos están haciendo para la industria nacional y la fama del producto nacional.

El producto mexicano tiene suficiente lucha contra presiones extranjeras. A lo menos debe poder contar con el apoyo y consumo de los mismos mexicanos. Tristemente, muchos fumadores mexicanos prefieren fumar puros importados que los puros hechos en su propio país.  Y no termina ahí.  Muchos de estos fumadores hablan mal del tabaco de México, como si fuera inferior al tabaco de Cuba.  ¡NO LO ES! Si, sabe diferente, igual que el tabaco de Nicaragua, Honduras, los EUA, etc., sabe distinto.  Ninguno es necesariamente mejor o peor que el otro, sino diferente.  Un verdadero aficionado va a tratar de abrir sus gustos y su paladar a tabacos de todas regiones.  Y si, requiere, para algunos, un poco de trabajo.  Pero vale la pena.  Con un paladar más amplio, se puede disfrutar aún más el mundo del puro, y las variedades de tabaco.  Y con esto, podemos, quizás, esperar más patriotismo de los aficionados mexicanos.

Es un hecho económico que si quieres ver la economía de tu país más fuerte, tienes que consumir las cosas producidas en él, y no las cosas importadas.  Seguramente, los que fuman puros importados han notado como los precios han subido con la caída del peso frente al dólar.    Mientras, los puros nacionales casi no han cambiado de precio.  Otro hecho económico es que si quieres fortalecer más la economía, es mejor comprar de pequeños productores  independientes que de los grandes, porque cuando has esto, el dinero llega más directamente a la economía local.  Cuando has esto, fortaleces la economía de los productores y sus familias, y sirves para ayudar que el producto sigue mejorando.   Cuando compras productos producidos por productores en el extranjero, la mayoría del dinero sale de tu país, y no solo esto, estas a la merced de la economía internacional, como antes mencionado.

México dio el tabaco al mundo.  Como mencioné en otras entradas de este blog, el tabaco, y el fumarlo empezó en México en tiempos prehistóricos.   Es algo nuestro.  Y nuestro tabaco es de calibre mundial.  Es algo de que cada persona en México debe estar muy orgulloso y celoso.

¡Has patria, fuma tabaco mexicano!

Compartir este artículo



4 thoughts on “Entre Aromas y Tabaco: Sobre la polémica debate entre los puro habanos de Cuba y los puros mexicanos que usan tabaco habano

  1. Muy buen resumen y reflexiones. Lo importante es informar, ya de ahí en adelante cada quién que tome sus decisiones y haga sus comentarios, pero que sean decisiones y comentarios bien informados.

  2. Mi estimado amigo, solo para felicitarlo por su amor al puro mexicano, yo igual soy un enamorado del puro mexicano, mi comentario sobre su escrito es el siguiente, partiendo de que todos los habanos son cubanos, pero no todos los puros confecciones en Cuba son Habanos. Lo anterior debido a que el título de Habanos es la Denominación de Origen Protegida (DOP).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *